La raza de perro spitz alemán, una raza que en realidad son cinco


 

Independientemente de su envergadura, los perros spitz alemanes son conocidos por tener un bello manto de pelo. Todos ellos comparten la misma morfología, siendo su única diferencia su tamaño y, en ocasiones, el color de su pelo.

Empecemos por el principio, ¿qué tamaño medio tienen?

  • Spitz grande: 45 – 50 cm.
  • Spitz mediano: 35 – 40 cm.
  • Spitz pequeño: 25 – 28 cm.

Los perros spitz alemanes tienen la cabeza mediana, en forma de cuña, similar a la del zorro. Tienen la trufa pequeña y redonda, que puede ser negra o de color parduzco, dependiendo del color de su pelo. En cuanto a los ojos, tienen un aspecto muy lobuno: oscuros, oblicuos, medianos… y lo mismo ocurre con las orejas, de tamaño mediano, altas, bien erguidas y de forma triangular.

Son perros muy cuadrados, su altura a la cruz es igual a la longitud de su cuerpo. La espalda y el lomo son algo cortos, pero muy fuertes. El pecho es muy profundo y el vientre recogido. Suelen llevar la cola, de tamaño mediano y cubierta de largo pelo, por encima del lomo.

El pelo del perro de raza spitz alemán es de doble capa. La interior, como es habitual, es de pelo corto y lanoso, muy apretado. La capa exterior es de gran belleza: está formada por pelo largo, separado y liso. En algunas zonas de su cuerpo, el pelo es más corto y de tacto aterciopelado; estas son la cabeza, el interior de las patas, las orejas y los pies. En el cuello y los hombros presentan pelo de mayor longitud, una melena aleonada. Hay varios colores aceptados como estándar para los perros de la raza spitz alemán:

  • Spitz alemán grande: colores negro, blanco o pardo.
  • Spitz alemán mediano: negro, pardo, blanco, grisáceo, crema, fuego, anaranjado-sable, crema-sable o negro-fuego.
  • Spitz alemán pequeño: mismos colores que el mediano.

El carácter del perro de raza spitz alemán

El carácter del perro de raza spitz alemán

Igual que todas las variantes de la raza spitz alemán comparten características físicas, también tienen un comportamiento similar. Son perros muy alegres y apegados a su familia, muy dinámicos y cariñosos. Son desconfiados con los desconocidos y algo ladradores, por lo que pueden ser una buena opción si buscas un perro de vigilancia.

Su tendencia a rechazar a desconocidos desaparecerá si la socialización del spitz alemán se practica desde bien pequeño. Igualmente, aprenderán a tolerar a otros perros, pero con los de su mismo sexo pueden ser algo cascarrabias.

Socialización del perro de raza spitz alemán

Aun sometiéndolos a una perfecta socialización y adiestramiento, tarea obligatoria para cualquier propietario de una mascota canina, la raza spitz alemán por lo general no es la más apropiada para convivir con niños muy pequeños. A pesar de no ser deliberadamente agresivos con su familia, pueden resultar algo reactivos o bruscos. Sin embargo, sí son buenas mascotas para niños más crecidos a los que se les pueda enseñar a jugar correctamente con un perro, así como cuidarlo.

A la hora de educar a tu perro spitz alemán te recomendamos el adiestramiento en positivo; prueba el clicker. El principal problema de conducta que estos perros suelen presentar es el ladrido excesivo. Así que, paciencia ¡y que comience el adiestramiento!

Cuidados que necesita un perro de raza spitz alemán

Qué cuidados necesita un perro de raza spitz alemán
(Foto via: wikipets)

(Foto via: webanimales)

Son perros muy activos, así que será necesario pasearlos frecuentemente, así como realizar juegos con ellos, para que puedan liberar toda su energía. Se pueden adaptar a vivir en un piso o apartamento, pero lo idóneo para los spitz más grandes es poder disponer de un jardín o patio para jugar. En el caso de los pequeños no es tan importante.

La raza spitz alemán tolera bien los climas templados y los fríos, pero no tanto los excesivamente cálidos; recomendamos evitar las horas de más calor al pasear a este perro en verano. De igual manera, aunque si pueden querrán pasar largos ratos en el exterior, es preferible que vivan y duerman en el interior de la casa con su familia; los spitz no son perros “de caseta”.

El pelo del perro spitz alemán necesita atención. Será necesario cepillarle unas tres veces a la semana, e incluso a diario en épocas de muda. Así, eliminaremos el pelo muerto y suciedad acumulada, evitando enredos.

¿Qué tal es la salud del perro de raza spitz alemán?

Por lo general, son perros bastante saludables. Pero como todos, pueden sufrir algunas patologías. Algunas de las más frecuentes son la displasia de cadera, epilepsia y problemas de piel.